La Cuenca del Salado se colapsó y hay riesgo de inundaciones en Azul y Olavarría

salado

El Instituto de Hidrología de Llanuras Dr. Eduardo Usunoff (IHLLA) publicó un comunicado para alertar a la población en general, a los productores rurales, y en particular, a los organismos encargados de tomar las medidas de prevención necesarias (Municipios, Defensa Civil, Cooperativas, ONGs), sobre la crítica situación hídrica en la zona central de la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con el portal de noticias Infoeme, Luis Vives director del organismo, confirmó que hay un alto riesgo de inundaciones “debido a la situación de la cuenca del Salado está demasiado colapsada”.
El especialista destacó además, que “estamos entrando en agosto, período muy particular donde hace dos años atrás sufrimos la gran crecida”, recordó.
El IHLLA informó que la precipitación acumulada hasta la fecha es superior a la media histórica y existe un alerta de ocurrencia del Fenómeno El Niño para este invierno emitida por el Centro de Predicciones Climáticas (National Oceanic and Atmospheric Administration – NOAA). Esta situación, con una capacidad de retención de agua muy baja, no mejorará a corto plazo debido a la escasa cobertura vegetal del suelo y la baja evaporación y transpiración desde el suelo/planta que es mínima en esta época del año.
Luis Vives señaló que tal como está el sistema, cualquier precipitación como la que hubo en aquella época “nos estaría inundando. El suelo no tiene más capacidad de absorción y es agua que llueve sobre agua. Los campos están pelados porque ya han cosechado y la situación es más crítica”, sostuvo el investigador, quien remarcó que tanto Azul como Olavarría, serían los más golpeados en caso de registrarse más lluvias.
Por otro lado, también recomendaron a los organismos encargados de defensa civil de las poblaciones seguir atentamente los alertas meteorológicos del Servicio Meteorológico Nacional.
El IHLLA dispone de una red propia de monitoreo de aguas superficiales y subterráneas en el centro de la provincia con la que ha constatado el rápido ascenso de los niveles freáticos (napas), la existencia de muchas depresiones del terreno (bajos) colmatadas de agua y elevados caudales en los arroyos provocados por las abundantes lluvias de este año. Por lo tanto, hay un elevado riesgo de inundación en caso de ocurrir precipitaciones ordinarias/moderadas (y más aún si acontecen precipitaciones intensas) al menos hasta avanzada la primavera.
Llegados esos días con mayor cobertura vegetal, cantidad de horas con sol y temperaturas más altas, se evaporará a mayor ritmo el agua y las cuencas recuperarán la capacidad de almacenamiento. También es importante tener presente que el descenso del nivel freático en el acuífero es lento y por lo tanto las áreas anegadas o con dificultad de acceso puede mantenerse por varios meses.
En las zonas anegables, donde el acuífero freático es la fuente de abastecimiento a la población, es fundamental realizar monitoreos continuos de la calidad de agua dado que existe un alto riesgo de contaminación. Esta situación se agrava en aquellos sitios donde no se dispone de servicio de cloaca, según se informó.
Fuente: Noticias Ambientales

El río Paraná llegó a 5,47 metros en el puerto de Santa Fe y ya hay 205 evacuados o autoevacuados

chaco

El río Paraná llegó hoy a 5,47 metros de altura, según el parte del Centro de Informaciones Meteorológicas de la Facultad de Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral y hasta el momento permanecen 205 personas evacuadas o autoevacuadas.


También preocupa en la zona la crecida del Río Salado, que hoy está en 5,48 metros, y en ascenso.

La Municipalidad de Santa Fe informó que el pico de crecida del río Paraná se registrará en la capital provincial esta misma semana.

Por el momento, cada nuevo centímetro que se suma a la altura del río Paraná en el puerto local implica nuevas familias evacuadas. Oficialmente se informó que hay 155 personas en esa condición.

A todas se les brinda asistencia social, atención médica, alimentación y agua; y se cuenta con un dispositivo de seguridad y con el servicio de los guardavidas municipales para el traslado de las familias.

Hoy iniciarán un operativo especial de vacunación en forma conjunta con el Ministerio de Salud, tanto para las familias evacuadas en los refugios como para las que permanecen en sus hogares y el personal municipal.

También hay autoevacuados pertenecientes al barrio El Pozo, unas 50 personas que se instalaron ahora en la margen norte del río.

Ayer en la Municipalidad de Santa Fe se reunió el Centro de Operaciones para evaluar el estado actual de las zonas afectadas.

Al término del encuentro, el secretario General Carlos Pereira dijo “esperamos que sobre el fin de semana se dibuje el pico de la crecida, pero vamos a tener un río muy alto en lo que queda de julio y principios de agosto. Se ve que puerto arriba el agua está estancada o creciendo muy poco y esto va a pasar en días más, en base a la experiencia que tenemos, no en base a los informes técnicos”.

Por su parte, el director de Gestión de Riesgo, Eduardo Aguirre Madariaga, explicó que “esta altura del Paraná no produce afectación a las zonas defendidas”, pero “sí están afectadas todas aquellas familias que viven fuera del anillo de defensa, dentro del valle del río”. TELAM

 

Verde y sobre ruedas

verde

El aumento en los precios del combustible y el exceso de contaminación han obligado a las firmas automotrices a crear conciencia sobre el futuro del planeta, ofreciendo alternativas más amigables con el medio ambiente, por esa razón, Carmudi, portal líder en el mercado automotriz, ha realizado una investigación acerca de cuáles son los automóviles más amigables con el medio ambiente.

Eléctricos

Autos compuestos por un motor eléctrico además de una cantidad considerable de baterías de litio. Para poder utilizarlos se deben enchufar  a una fuente eléctrica.

  • Nissan Leaf:
    El nombre corresponde a las siglas “Leading, Environmentally friendly, Affordable, Family car”, con una sóla recarga puede recorrer entre 76 y 135 km, dependiendo de las condiciones del camino y la forma de conducir. Tiene un precio en dólares de 21, 480 (277,736 pesos).
  • Renault Twizy:
    De origen francés, el auto es un tándem urbano sin puertas que cuenta con protectores laterales, dimensiones pequeñas y gran ligereza. Su precio en euros es de 6,990 (124,560 pesos). Cuenta con una batería de litio de 6.1 kWh que alcanza para recorrer hasta 100 km en condiciones controladas.

Híbridos

Ofrecen mayor autonomía que un vehículo normal, ya que el motor es apoyado por un eléctrico secundario. Asiste en trayectos donde la velocidad es muy baja. El híbrido no se conecta a ningún tipo de corriente, debido a que el motor se regenera solo. Son ideales para recorrer mucho más kilómetros y moverse de ciudad en ciudad.

  • Toyota Prius:
    Fue lanzado en Japón durante 1997, y pronto se convirtió en el primer hibrido comercializado en serie. El Toyota Prius cuenta con un rendimiento combinado de 3,9 L/100 km y rinde poco más de 25 km por litro. El precio, para quienes deseen adquirirlo, ronda los 300 y 400 mil pesos.
  •  Ford Fusion Hybrid:
    Se mueve gracias a la combinación de un motor eléctrico y un motor de combustión interna a gasolina. Se lanzó en 2009 como una versión del Ford Fusion sedán. Es fabricado en Hermosillo, MéxicoLa economía de combustible del Fusion se estimó en 16.5 km/litro en consumo combinado. Dentro del mercado estadounidense tiene un precio de 27 mil 280 dólares, algo así como 353,200 pesos.

Vehículos eléctricos de autonomía extendida

Al contrario del híbrido, el de autonomía extendida se apoya en un motor de combustión con el fin de obtener mayor autonomía, el cual funciona únicamente para recargar la energía de las baterías dejando el resto del trabajo al motor eléctrico. Cuenta con la función de conectarse y recargar energía para entregar un mayor y mejor funcionamiento día a día.

Fuente: Vida + Verde

Argentina: producen jeringas de uso médico a partir de residuos de la industria de la salud

jeringa
Dos profesionales de la Universidad Nacional de San Martín se asociaron para producir jeringas de uso médico a partir del reciclado de material de descarte de la industria de medicamentos. Según indican los especialistas el objetivo es lograr un producto innovador y de altísima calidad, que sea competitivo en un mercado que es mayormente de importación.
“Como soy responsable administrativo de proyectos para tres FONARSEC, conozco las herramientas de financiamiento que tiene la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Tenía todas las herramientas pero no tenía la idea. Por eso, hace algo más de tres años se lo comenté a mis amigos y uno me dijo: ‘Yo tengo una buena idea’”, explica a Argentina Investiga Gastón Comesaña, uno de los emprendedores.
Ese amigo era Rodrigo Sánchez Castellano, quien sabía que en Brasil se usaba el descarte de PVC virgen de la industria de los medicamentos para producir pallets, lo cual supone usar un material expuesto a numerosos y estrictos controles en un producto de poca complejidad.
Cuando se hace el envasado de los medicamentos, en los llamados blisters, se hace un recorte de material que no tiene ningún contacto con drogas ni contaminantes. Es un PVC virgen de altísima calidad y, por regulaciones de la industria de la salud, debe cumplir con normas muy estrictas de pureza. Es un residuo grado 1, es decir, que se biodegrada en 1.000 años, por lo que las regulaciones de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) obligan a que los laboratorios lo destruyan.
Comesaña y Sánchez Castellano quieren recuperar este material para usarlo en la fabricación de jeringas. En este sentido es importante resaltar la importancia del reciclado de materiales de difícil biodegradabilidad. En el país hay cerca de 3.600 laboratorios que se ven obligados a pagar a otras empresas que retiran estos recortes y los destruyen, “nosotros, gentil y gratuitamente se los podríamos retirar, para desarrollar el prototipo y el día de mañana firmar acuerdos a largo plazo”, dice Comesaña.
El proceso consiste en recibir el recorte de PVC, lavarlo, hacer los pellets de PVC y depositar el producto directamente en la máquina inyectora de plástico. Una vez creado el cuerpo y el émbolo de la jeringa, se le imprime la graduación en mililitros, se empaca y esteriliza el conjunto. La jeringa tendrá una doble traba de seguridad que la hace autodescartable, con responsabilidad del usuario; esto quiere decir que, luego de empleada, el usuario puede llevar el émbolo a su posición final, lo que bloquea la jeringa e impide que se la vuelva a usar. Además, el émbolo será de una sola pieza, no tendrá tapón de goma, ya que éste necesita una pequeña cantidad de aceite que haría que ese tipo de jeringas no fueran aptas para ciertas investigaciones o estudios de cromatografía.
“Son las innovaciones que queremos dar al producto terminado para que sea de altísima calidad. Queremos competir con ese mercado que hoy es pura importación”, explica Comesaña. Se pretende tener un producto que sea innovador en su proceso de fabricación, pero también en el producto final. Hoy en día se importan unas 750 millones de jeringas por año, lo que representa el 80% del mercado. El otro 20% se fabrica en el país, pero la tecnología usada para producirlas hace que su calidad no las haga aptas para algunos usos.
El desarrollo de las primeras fases de la idea se hizo gracias a la asistencia del programa BA Innova Tec de la provincia de Buenos Aires. Hoy cuenta con un subsidio Empretecno de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) de 1.640.000, gracias al cual se compró toda la maquinaria especializada y se realizan todas las validaciones para el desarrollo del producto. La intención es realizarlo dentro de la Universidad o en una sede cercana, ya que ésta es socia en el proyecto, explica Comesaña, y agrega: “El Empretecno establece que cuando termina el proyecto, la Universidad cede todo el equipamiento y los emprendedores tenemos la obligación de constituir una empresa de base tecnológica formal, una SA o una SRL”.

 

Fuente: Noticias Ambientales