Japón desafía a la ONU y continuará con la caza de ballenas

cazaballena

El Gobierno de Japón anunció hoy que tiene la intención de regresar al Océano Antártico para cazar ballenas en 2015. Además, aseguró que en las próximas semanas volverá a enviar su barco factoría ballenero para cazar ballenas en el Pacífico Norte, aunque planea reducir el número de capturas, enfocarse en menos especies y dejar fuera a algunas en peligro de extinción.

La noticia se produce tan sólo semanas después del fallo de la Corte Internacional de Justicia de la ONU que ordenó a Japón a dar fin a  la caza de ballenas de la Antártida por considerarlas ilegal. Dicha sentencia confirmó claramente que la llamada caza de ballenas “con fines científicos” en el Océano Antártico se estaba haciendo con fines comerciales. El juicio dio lugar a que el Gobierno del Japón revisara urgentemente sus planes de caza de ballenas en medio de las críticas internacionales  y la presión política interna.

Las autoridades japonesas ya habían declarado que el caso en la corte, a pesar de centrarse únicamente en la caza de ballenas de la Antártida, podría también tener ramificaciones para la caza del Pacífico Norte. La confirmación de hoy para llevar a cabo la caza de ballenas se produce pocos días antes de la tan esperada visita del presidente Obama a Japón.

“Es un momento frustrante para aquellos que participamos de la campaña para poner fin a la matanza comercial de ballenas. La decisión de seguir adelante con la cacería generará críticas internacionales al Gobierno del Japón  y seguramente planteará  preguntas dentro de Japón en cuanto a por qué poner tanto esfuerzo político para mantener viva esta industria moribunda. Esta es una industria que simplemente se debe relegar al pasado ya que se ve claramente que aumentan las reservas de carne de ballena no deseada mientras disminuye su demanda “, declaró Junichi Sato , Director Ejecutivo de Greenpeace Japón.

La continua atención internacional sobre la caza comercial en alta mar ha obstaculizado el progreso real internacional sobre conservación de las ballenas. Informes recientes demostraron que algunas especies de ballenas aún no se han recuperado de la caza comercial en el siglo pasado. Eso es preocupante si tenemos en cuenta todas las demás amenazas que enfrentan las ballenas del mundo hoy en día: desde el cambio climático a las colisiones con buques.

“Está claro que la caza de ballenas científica que se viene llevando a cabo desde hace muchos años no puede continuar”, continuó Sato.  Ahora Japón tiene la oportunidad de poner fin a estas expediciones balleneras para siempre. No hacerlo podría significar afrontar problemas legales perjudiciales que socavarían la reputación internacional de Japón. La comunidad internacional había celebrado la aparente aceptación de la sentencia del tribunal de Japón.

“El fallo del tribunal de la ONU, junto con las críticas internacionales y la caída de la demanda de carne de ballena en Japón debería ser la oportunidad para poner fin a las expediciones de caza de ballenas para siempre. La caza comercial de ballenas no es necesaria en el Japón de hoy.  Terminar con esta actividad puede no ser políticamente fácil pero es lo que hay que hacer”, concluyó.

Fuente: Greenpeace

Fortalecen la participación de los pobladores del sitio Ramsar Palmar Yatay

ramsar

Del taller, que se realizó en el complejo turístico El Mirador del Palmar, contó con la presencia del secretario de Ambiente de la provincia, Fernando Raffo; la directora de Participación y Comunicación Social, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Silvia Freiler; el intendente del Parque Nacional El Palmar, Mariano Calvi; y representantes de ONGs y docentes y estudiantes de universidades de la región.

La directora de Participación y Comunicación Social, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Silvia Freiler, precisó que este fortalecimiento de participación sirve para aceitar “la comunicación y la información referida a por qué es conveniente para Entre Ríos y la zona contar con un sitio Ramsar”. En este sentido, agregó que contar con un sitio de protección internacional otorga “beneficios en turismo, conservación pero también producción”.

Freiler dijo además que a partir de este taller los estudiantes y docentes universitarios que participaron se pondrán en contacto con los pobladores, “trabajarán con ellos en forma conjunta, y les preguntarán si están conformes con la manera en que se está trabajando en este momento en el sitio o si quieren mejorar algún aspecto. El sitio Ramsar les puede permitir una mejor calidad de vida a los pobladores del lugar”, afirmó.

Mencionó que “en el mundo hay mucha gente que viaja por turismo a los sitios Ramsar existentes porque le interesa especialmente la forma de vida que se da allí y el contacto con la naturaleza. El turismo sustentable que se da en estos sitios es una forma de vida que puede contribuir al crecimiento de la población”.

Finalmente, Freiler sostuvo que “si no hay una participación de todos los involucrados no se llegará a mantener el ambiente adecuado para nuestros hijos. Los pobladores son quienes saben exactamente lo que les pasa o necesitan y nosotros, como técnicos, debemos ofrecerle las posibles soluciones y finalmente ellos decidirán implementar o no”.

Palmar Yatay

Los humedales son superficies cubiertas de agua, de origen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, o extensiones de marismas, pantanos y turberas. Están incluidas también las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros.

Ante la propuesta del Estado provincial, este sitio fue designado por el gobierno nacional para su inclusión en la lista de humedales de importancia internacional de acuerdo con la convención o tratado sobre los humedales firmado en Ramsar, Irán, en 1971 para promover la conservación y uso sostenible de estos sitios en todo el mundo, mediante acciones locales, nacionales e internacionales. El Palmar Yatay, con 21.450 hectáreas, es el primer sitio Ramsar de Entre Ríos, el vigésimo del país y el número 1.969 en el listado internacional.

El área declarada sitio Ramsar en 2011 comprende al Parque Nacional El Palmar (8.500 hectáreas), el refugio de vida silvestre La Aurora del Palmar (1.200 has), la localidad de Arroyo Barú y humedales cercanos (9.000 has), y el tramo argentino del río Uruguay incluidas las islas Bancos del Caraballo y Boca Chica, cercanas a la localidad de Pueblo Liebig (3.000 has).

Aparecieron cientos de miles de abejas muertas en inmediaciones a UPM Botnia

abejas

En la zona del puente internacional “General San Martín”, entre la cabecera Oeste y el puesto de Gendarmería Nacional, un apicultor descubrió que cientos de miles de abejas de sus casi cien colmenas aparecieron muertas sin causas visibles.
El extraño episodio se registró hace un par de días, pero recién ayer se tomaron muestras por parte de la Asamblea Ciudadana Ambiental y del Plan de Vigilancia Ambiental de la Municipalidad, porque existe una sospecha que la pastera UPM Botnia podría ser la causa de esta mortandad.
EL ARGENTINO concurrió al lugar del hecho y dialogó con el apicultor José Helf, propietario del colmenar quien expresó: “Descartamos en principio que esta mortandad se haya producido por efecto de fumigaciones en la agricultura, dado que se fumigan los campos pero a seis o más kilómetros de distancia a la redonda de donde están ubicadas las colmenas”.
También reflejó que cada colmena tiene aproximadamente 60 mil abejas y él en ese lugar posee cien colmenas: “Por lo menos se han muerto el 30 por ciento de todas las abejas. En el piso quedaron colchones de abejas muertas y solamente sobrevivieron las que estaban dentro del colmenar”.
Por si parte, Juan Veronesi, que además de asambleísta es apicultor, destacó que “sospechamos fuertemente de la pastera UPM Botnia, porque hemos descartado la fumigación, dado que estas abejas están a un radio de más de seis kilómetros de campos a los que se le ha vertido agrotóxicos”.
“Sabemos que la pastera emite constantemente diversos gases a la atmósfera y por eso ahora vamos a realizar los estudios para determinar la causa fehaciente de esta mortandad”, acotó.
Los asambleístas hace once años vienen denunciando que los gases de la pastera invaden a todos los seres vivos que están alrededor de la planta. “Las personas y los animales, las plantas y las abejas… en fin, todo el ciclo biológico de la región es víctima de esta polución”, advirtió el asambleísta Raúl Almeida quien ayer también estuvo en la zona del desastre ambiental.
Desde el Plan de Vigilancia Ambiental se tomaron muestras de las abejas muertas como de otras que fueron halladas ayer en estado moribundo. “Ahora serán los análisis lo que determinarán las causas. Pero descartada la fumigación no queda otra cosa que pensar en la pastera Botnia”, concluyó Veronesi.

 

Fuente: Eco – Sitio

Confirmado: Japón anuncia que no cazará ballenas en la Antártida esta temporada.

ballena

Los principales medios de comunicación japoneses (1) confirmaron hoy que el programa de “caza científica de ballenas” en el Océano Antártico se cancelará para el 2014. Este será el primer año que las ballenas no serán cazadas en aguas antárticas desde 1904, cuando se inició la matanza en la región.

Esta sentencia histórica es una gran victoria para aquellos que exigimos el fin a la caza comercial de ballenas, y para las ballenas del mundo. Esperamos que los buques balleneros nunca vuelvan a zarpar hacia el Océano Austral, y que la caza comercial sea parte del pasado para que podamos enfocarnos en otras amenazas para las ballenas del mundo y de los océanos en las que viven”, declaró Milko Schvartzman, coordinador de la Campaña de Océanos de Greenpeace en Latinoamérica.

El gobierno de Japón basó su decisión en la sentencia judicial condenatoria de la actividad y en la oportunidad de desarrollar nuevos planes que hacen que la caza de este año sea imposible. El lunes pasado, la Corte Internacional de Justicia de la ONU dictaminó que el programa de investigación ballenera de Japón en el Océano Austral no está justificado ni es razonable, y expuso que la caza de ballenas tiene fines comerciales disfrazados de “científicos”. 

El fallo histórico de la Corte alertó también al gobierno japonés por la caza de ballenas de aleta que están en peligro de extinción y por la violación del Santuario Ballenero Australdonde rige un acuerdo internacional que prohíbe esta actividad en la zona. A pesar de que el fallo histórico sólo se refiere  al Océano Austral, fuentes gubernamentales japonesas también sugirieron que la sentencia del tribunal podría  también obligar a una revisión de la caza “científica” de ballenas en el Pacífico Norte .

Desde 1989, Greenpeace envía barcos a la Antártida para luchar contra la cacería y trabaja en Japón para oponerse a los subsidios que mantienen viva la caza de ballenas y debilitar el mercado de carne de ballena en ese país.

Fuente: Greenpeace