Desastre ecológico en el Golfo de México

313993main_gulfmex_lg

El 20 de abril de 2010 se produjo la catástrofe en el Golfo de México frente a la costa de Luisiana, a unos 75 kilómetros de la localidad de Venice: la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, propiedad de BP, se incendió primero y hundió después a unos 1.525 metros de profundidad, dando lugar a una enorme fuga y desde entonces no ha parado de brotar petróleo.

Durante el suceso murieron once de los 126 trabajadores que había en la plataforma en el momento de la explosión, cuyas causas se desconocen. La Guardia Costera sigue buscando los cadáveres.  El estallido ocurrió alrededor de las 22:00 horas del martes en la instalación Deepwater Horizon, de la compañía Transocean. La compañía, con 46 plataformas, es una de las más grandes del mundo en la extracción de petróleo.

Los problemas continúan, ya que las instalaciones están hundidas a más de 1.500 metros de profundidad y lo peor de todo es que hay una fuga que está vertiendo al mar por día el petróleo equivalente a 1.000 barriles, flujo que sigue alimentando la mancha de fuel que tiene ya una extensión de más de mil kilómetros cuadrados.

Los números del desastre

* La cantidad de petróleo que se está vertiendo al océano es equivalente a 3,5 barriles de crudo por minuto
* Esto supera por 5 las primeras estimaciones
* Según los cálculos, se han vertido entre 8 y 9 millones de litros de petróleo en las aguas profundas del Golfo de México desde el pasado día 20
* 69 barcos están participando actualmente en las operaciones de limpieza
* Se han desplegado casi 50 kilómetros de barreras flotantes para contener el vertido de la superficie
* Hay almacenados otros 140 kilómetros más de estas barreras
* Y se han pedido otros 156 kilómetros
* El derrame es casi del tamaño de la isla de Jamaica
* Si en 50 días no se consigue frenar la fuga, la cantidad de petróleo vertido igualará al del Exxon Valdez (30.000 toneladas derramadas) y en cuatro meses al del Prestige (70.000 toneladas)

Opciones de solución

Se barajaron varias, algunas ya se han intentado con resultados poco satisfactorios, otras están funcionando aunque solamente son parches y “las definitivas” tienen pocas probabilidades de triunfar. De manera resumida:

* Se han colocado barreras en la superficie para contener el vertido que llega a la superficie, pero hay que estar realizando constantemente labores de mantenimiento y solamente son un pequeño parche al problema.
* Hay varios barcos en la superficie succionando el petróleo, pero al igual que en el caso anterior estos están a merced de la climatología y por lo que explicaba arriba, mucho crudo se está quedando en el fondo.
* BP envió nueve robots hasta el fondo para activar el sistema de seguridad que frenaría parte del escape. No funcionó.
* Una de las soluciones definitivas de las que se hablan consiste en realizar un “pozo de alivio”, es decir crear un pozo alternativo a través del que inyectarían un líquido más pesado que el petróleo que haría las veces de tapón. El problema es que se tardarían unos tres meses en realizarlo.
* La otra solución definitiva que ya se ha puesto en marcha consiste en tapar las fugas principales (tres) con unas campanas conectadas a un barco mediante tuberías que extraerían el petróleo. El problema en esta ocasión es que nunca se ha realizado una maniobra de este tipo en aguas tan profundas.

Asunto de dinero

* Se calcula que BP está gastando aproximadamente unos 6 millones de dólares diarios en las labores de limpieza.
* Realizar el “pozo de alivio”, lo que si no sale bien el tema de las campanas habrá que hacer, saldría por 100 millones de dólares.
* En total los gastos de labores de limpieza ascenderían según estimaciones a 200 millones de dólares.
* Reemplazar la plataforma ahora hundida saldrá por 700 millones de dólares.

Las cifras son estimativas dado que cambian con el correr de las horas. Aún resta evaluar el impacto ambiental real que tendrá esta catástrofe, pero esto no se sabrá con precisión hasta pasado unos años.

Obama y el desastre de BP

“La marea negra en el golfo de México es una catástrofe quizá sin precedentes, y la compañía petrolera BP va a pagar la factura”. Así lo aseguró el presidente estadounidense, Barack Obama, que se desplazó a Luisiana para evaluar los daños que está provocando la mancha de combustible derramada en la zona, que sigue sin poder ser controlada y amenaza a uno de los ecosistemas más ricos del país.

El viaje del mandatario se produce en un momento en el que arrecian las críticas por la lenta reacción del Gobierno de Washington ante un desastre ecológico que puede provocar pérdidas millonarias en la industria pesquera y turística de los Estados de Alabama, Florida, Misisipi y Lusiana. Ante ello Obama ha querido dejar claro que, aunque la compañía británica BP es la responsable, él como presidente “responderá a esta crisis con todos sus esfuerzos”.

Petróleo al mar en los últimos 40 años
1967 – Torrey Canyon: El accidente del petrolero liberiano descargó 123.000 toneladas y contaminó 180 kilómetros de costas francesas y británicas.

1972 – Taxanita: La colisión frente a las costas de Suráfrica de dos petroleros liberianos, el Taxanita y el Oswego Guardian, liberó 100.000 toneladas de petróleo en las costas de El Cabo.

1972 – Sea Star: El naufragio del petrolero en el golfo de Omán derramó 115.000 toneladas de crudo.

1975 – Showa Maru: El petrolero japonés, con una carga de 237.000 toneladas, naufragó en el estrecho de Malaca.

1976 – Olympic Bravery: El buque francés se partió en dos frente a la costa norte de Ouessant, en Francia con 250.000 toneladas de carga.

1976 – Urkiola: El superpetrolero, que transportaba crudo de Kuwait, derramó 101.000 toneladas de petróleo en la entrada del puerto de A Coruña (España) tras encallar de forma misteriosa y partirse en dos.

1977 – El Hawaiian Patriot sufre un escape de crudo y más tarde se incendia a 300 millas de las costas de Honolulu, se calcula derramó 95.000 toneladas de petróleo.

1978 – Andros Patria: Un incendio provocado por una explosión mató a los 34 miembros de la tripulación y causó un vertido de 60.000 de las 210.000 de petróleo crudo iraní que transportaba el navío frente a las costas de A Coruña (España).

1978 – Amoco Cadiz: A causa de una avería, este petrolero lineriano encalló y provocó un vertido 227.000 toneladas de petróleo frente a la costa bretona (Francia). Hasta 360 kilómetros de litoral entre Brest y Saint Brieuc resultan contaminadas.

1979 – Ixtoc One: El buque plataforma mexicano se rompió en la bahía de Campeche (México) y vertió al mar 420.000 toneladas de crudo. La enorme marea negra afectó durante más de un año las costas de un área de más de 1.600 kilómetros cuadrados

1979 – Independenta, el superpetrolero de bandera rumana colisiona con el cargero griego Evryali en el Estrecho del Bósforo. Tras una explosión y posterior incendio, el balance fue de 43 muertos y 93.000 tonelada de crudo vertidas.

1979 – La colisión de dos superpetroleros Aegean Captain y el Atlantic Empress cerca de Trinidad y Tobago provocó el vertido de 280.000 toneladas de crudo.

1983 – Castillo de Bellver: El incendio del petrolero español, en el que desaparecieron tres de sus tripulantes, provocó una gigantesca marea negra en las costas de Suráfrica. Escupió 250.000 toneladas de crudo.

1988 – El petrolero Odyssey vierte 132.157 toneladas de petróleo tras partirse en dos a 600 millas de las costas de Nueva Escocia.

1989 – Exxon Valdez: El petrolero norteamericano chocó en plena tormenta con un arrecife frente a la costa de Alaska (EE UU). Derramó al mar 42.000 toneladas de crudo, que generaron una marea negra de 6.000 kilómetros cuadrados. La mancha afectó a 2.400 kilómetros de costa. Es, hasta ahora, el mayor desastre ecológico en la historia de EE UU.

1991 – Golfo Pérsico: Entre los mayores vertidos de petróleo de la historia está el provocado por el Gobierno de Irak, que en enero de 1991 arrojó al golfo Pérsico más de un millón de toneladas de crudo de los pozos de Kuwait para dificultar el desembarco aliado. La mancha de petróleo se extendió alrededor de 3.200 kilómetros cuadrados y causó enormes daños ecológicos.

1991 – ABT Summer, el superpetrolero liberiano  sufre una explosión a 700 millas de Angola provocando uno de los mayores vertidos de la historia, 260.00 toneladas.

1992 – Mar Egeo: El petrolero griego embarrancó frente a A Coruña (España). Llevaba 80.000 toneladas de crudo, que causaron una marea negra de 50 kilómetros cuadrados.

1992 – Aegean Sea: El petrolero intenta entrar en el puerto de A Coruña (España) durante un fuerte temporal. Se desvió del canal de entrada y encalló. Vertió 67.000 toneladas de petróleo crudo.

1993 – El petrolero liberiano Braer naufraga frente a la costa de las Islas Shetland, vierte 85.000 toneladas de petróleo.

1993 – El petrolero danés Jacob Maersk, cargado con crudo iraquí, encalla en la entrada del puerto de Leixoes (Portugal). De las 88.000 toneladas que transportaba la mitad ardieron, un 30% se dispersó por el mar y el resto llegó a la costa próxima.

1994 – Komi: La rotura de un oleoducto en esta república autónoma, en el norte de Rusia, causó una catástrofe ecológica de grandes dimensiones, al derramar entre 200.000 y 300.000 toneladas de petróleo sobre los campos de Usinsk y los ríos Usa y Kolva.

1996 – Sea Empress: El petrolero, propiedad de Texaco Oil, encalló en la costa del suroeste de Gales. Se vertieron más de 70.000 de las 147.00 toneladas de crudo que llevaba.

1999 – Erika: El petrolero maltés se hundió en medio de una fuerte tormenta con 31.000 toneladas de fuel oil pesado en las costas de Bretaña (Francia). Se vertieron unas 20.000 toneladas.

2002 – Prestige: El petrolero se avería frente a las costas de Galicia. Días después se hunde provocando el vestido de 64.000 toneladas en las costas gallegas. Es la peor catástrofe ecológica de la historia contemporánea española.

2007 – New Flame: El carguero panameño colisionó en la bahía de Algeciras con un petrolero danés, que no sufrió daños. El New Flame, con 42.000 toneladas de chatarra y 750 de combustible en sus bodegas, quedó encallado a media milla de Gibraltar. Un fuerte temporal provocó el vertido del fuel seis meses después. Se recogieron 100 toneladas de arena contaminada de las playas de Algeciras.

2007 – Cuatro barcos -el petrolero Volgoneft-139 y los granuleros rusos Volnogorsk, Nahichevan y Kovel- se hunden en el estrecho de Kerch, en el mar Negro, a causa de una fuerte tormenta. La cantidad vertida fue de unas 1.500 toneladas de fuel-oil pesado, 5,5 toneladas de fuel-oil ligero, 25 toneladas de diesel marino y 2,3 toneladas de lubricante.

2010 – Deepwater Horizon. El incendio y hundimiento de esta platatorma, a 84 kilómetros de la costa estadounidense, provoca una marea negra del tamaño de Jamaica. La plataforma sigue expulsando crudo al mar a un ritmo de 5.000 barriles diarios (800.000 litros). La marea amenaza a Luisiana, Tejas, Misisipi, Alabama, Florida y a la desembocadura del río Misisipi.

3 Responses to Desastre ecológico en el Golfo de México

  1. lola dice:

    Es difícil creer lo que se lee que no exista un manual de prevención o un plan de contingencia para estos accidentes pareciera que en la posmodernidad la ciencia ha sido aniquilada con el nihilismo y la apatía es un desastre global todos estamos inmersos en el problema y si tienen que haber responsables ese producto a alguien enrriquece y hoy empobrece que asuma y sobre todo que arregle pronto el problema por que está dañando al globo terraqueo así como se enrriqueció debió preveer y ahora asumir rapido por que cada día es peor. Es imposible creer lo que se lee total desparpajo y falta de responsabilidad para el cosmos. Actuen rapido antes que sea peor, ponganle el mismo impetu que cuando cuentan los ingresos por el producto que explotan sin ninguna responsabilidad ecologica.

  2. HECTOR SALAZAR dice:

    HOY, EN DIA TRATAMOS DE EXLORAR Y EXPLOTAR LA INDUSTRIA PETROLERA EN EL MUNDO SIN LA MEJOR SEGURIDAD, PARA LA CONSTRUCCION DE LOS POZOS PETROLEROS, UN POZO EN COSTA AFUERA DEBE SER COMPPLETADO , TODOS SUS CASING O REVESTIDORES HASTA LA SUPERFICIE Y SE DEBE UTILIZAR LA MEJOR TECNICA DE CEMENTACION- A VECES LOS ERRORES ES POR EXCESO DE CONFIANZA.

  3. HECTOR SALAZAR dice:

    EL EXCESO DE CONFIANZA ES EL PEOR ENEMIGO DEL HOMBRE, AL CONSTRUIR POZOS PETROLEROS CON DISEÑOS DE CASING O REVESTIDORES SIN LA SUFICINTE SEGURIDAD, DEBIDO A LA ECONOMIA DE UNOS CUANTOS DOLLARES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>